El milagro español, economistas de salón y ¿qué pasa con la jubilación?

>> viernes, 12 de marzo de 2010

Mucho deberían reflexionar nuestros queridos economistas cuando personajes de la reputación de Joseph Stiglitz, todo un premio nobel, dice cosas tan absurdas como que las burbujas económico-financieras sólo se detectan cuando explotan. Al menos dice que está a favor de regular los mercados. No sé para qué, ¡si luego no son capaces de detectar los excesos!

Un tal Alfred Marshall, hace mucho, denominó a lo que llamamos burbujas: mercado en desequilibrio; que con una buena contabilidad y estadística, es fácil de prevenir. Siempre y cuando nuestros admirados políticos no interfieran y nos muestren los datos de la contabilidad tal como son. Sin opacidades, subterfugios aritméticos, ni informaciones fuera de hora, o meses (por eso de jugar con los tiempos políticos.)

No nos dirá el día exacto, eso se lo dejamos a la pitonisa Lola, pero sí nos estará indicando que el mercado no está en equilibrio. Aquí se lo bautizó como el milagro español. Contra más tocho se vendía, más subía el precio. ¡Algo de locos, el anti mercado! ¿Alguien cree que ellos no lo sabían…?

Una muestra más de que el concepto de escasez es una ficción. Y una muestra más de que la política y la economía son incompatibles (desgraciadamente) siempre y cuando los políticos sigan creyendo que la economía es una simple herramienta electoral.

Claro ejemplo es esta memez sobre aumentar la edad de jubilación. ¡A quién se le ocurre…! Con más de cuatro millones de desempleados, y un paro juvenil por las nubes; me imagino a Pablo con 65 años currando en la obra y a Pablito con 23 tirado en la cama. – Hasta la noche hijo, recuerda renovar la tarjeta del paro y deja la cena preparada…

Me asusta el maquillaje y cortoplacismo de la clase política, pero más me asusta, si cabe, escuchar a muchos economistas de tertulia mediática como apoyan y defienden semejantes disparates. Renegando de la más sencilla teoría económica y cayendo en la manipulación de masas más obscena y decadente ¿No han pensado en una educación de calidad, o en una cultura de la eficiencia o en modernizar nuestros sistemas productivos? ¿Es que se conforman con una industria débil y una ciudadanía adormilada y muy subsidiada?

¿Tendrá algo que ver este globo sonda sobre la edad de jubilación, con la bajada de pensiones entre el 2 y el 9% para la gran mayoría de pensionistas…?

Para rematar y darle sentido a esa estafa llamada el milagro español, deberíamos de resaltar al presidente de la Asociación Hipotecaria Española diciendo que la deuda contraída con las entidades financieras, algo así como 325.000 millones de euros, el 30% del PIB español, no podrán devolverlo. Cantidad muy por encima de las reservas de dichas entidades. Lo cual significa la quiebra de muchas de ellas. Mucho tendrán que falsear y maquillar la contabilidad (bastante más de lo que ya han hecho hasta ahora.) si quieren seguir ocultando los problemas. Bueno, no pasa nada, si al final pagaremos nosotros, la ciudadanía, la no casta, el pueblo.

Con razón, aquí no hay quien se jubile. Esto no lo pagamos ni con tres reencarnaciones.
Henry Hazlitt dijo algo así: “No es una idea inteligente dejar la economía en manos de personas que en caso de no hacer bien las cosas, no perderán su trabajo.” O su dinero, añadiría yo.

1 comentarios:

Ramon.M.S. 4 de marzo de 2011, 1:37  

Estoy en linea con lo que expones.
Sufrimos la visión cortoplacista e interesada de los politicos, que encima se "mezclan" con intereses de la industria financiera.
Debemos volver apoyar a la industria, a los emprendedores, a los verdaderos empresarios eficientes, que generan valor, generan trabajo y hacen avanzar la investigación y el desarrollo humano, social. Siempre conociendo y asumiendo los limites de todos y de todo.
saludos Ramon M.

About This Blog

Lorem Ipsum

  © Free Blogger Templates Skyblue by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP