Coaching explosivo II (R) Rompiendo paradigmas

>> miércoles, 3 de junio de 2009

Permaneced siempre abiertos y con ánimo de experimentar:.. siempre listos para adentraros en un sendero que nunca antes habéis caminado. ¿Quién sabe? Aunque resulte inútil, será una experiencia.

¿ Cómo puedo "destruir" el paradigma existente ?

Ésta es una pregunta que cuando trabajaba por cuenta ajena me hacía todos los días. Y mientras pensaba en ello, y sin darme cuenta, ya estaba contribuyendo a ello.

Mí forma de ver las cosas, las conversaciones que tenía con compañeros, las discusiones con algún jefe despistado...etc, iban dejando mí
huella. Yo no me daba cuenta, pero la realidad es que las cosas que uno dice y hace tienen sus efectos en otras personas.

El truco está en saberlo, en ser consciente que tu personalidad, también transforma el mundo. A partir de ese momento te das cuenta que la herramienta más valiosa de la cual dispones; eres tú mismo.

Ya no necesitas luchar violentamente para conseguir y encontrar tu sitio. Sólo el hecho de saberte único, de no ser un imitador, de defender tu individualidad; es un enorme paso hacia ello. Actúa con honestidad y te comerás el mundo.

Simplemente has de encontrarte. Puede que los demás se sientan atacados, violentados. El río sigue su curso. No se propone atacar ni romper nada. Pero su simple naturaleza le lleva a seguir su camino. Si aparece una roca, la bordeará, pasará sutilmente, pero la irá erosionando, sin prisas, sin violencia. Dejará su propia huella en la roca. Pero no es algo planeado...el río sólo sigue su curso.

Así romperás el paradigma, suavemente, sin luchas. Demostrando con el día a día que las cosas se pueden hacer de otra manera. Y no tengas miedo a equivocarte, pero eso sí, aprende de ello. Sólo los políticos repiten los mismos errores.

Es un camino nuevo, no sabes dónde te vas a encontrar las rocas, pero eso forma parte del aprendizaje, es parte del paisaje. Aprende de ello y disfrútalo.

Resumiendo: defiende tu individualidad, no luches, simplemente fluye como el río. Camina despacio, pero deja siempre tu
huella. Aprende de los demás, de los mejores, de quien te diga el corazón. Escucha tu intuición. Únete, forma sinérgias con otras personas, pero conserva siempre tu individualidad -no confundir con individualismo-. Y sonríe, sonríete a ti mismo y a quienes te rodean.

Somos seres únicos. Y esa cualidad hace que el mundo sea un poco más rico, más diverso. Eres una nota más, pero sin ti, la melodía no sería completa.

3 comentarios:

Deiane 10 de junio de 2009, 23:40  

Gracias por el post. Hoy necesitaba leer algo así.

El lobo estepario 29 de julio de 2009, 21:23  
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Nacho 30 de julio de 2009, 9:10  

Deiane, me alegro que te haya gustado.

Un abrazo.

About This Blog

Lorem Ipsum

  © Free Blogger Templates Skyblue by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP